Búsqueda personalizada

martes, 3 de enero de 2012

En peligro la inhabilitación del mes de agosto, nuestro descanso y nuestra salud


Todos sabemos que este año no va a ser bueno, pero los prolegómenos apuntan a que puede ser peor de lo esperado. Apenas llevamos dos días hábiles del 2012 y ya empiezan a llegar las malas noticias.

Hoy el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, durante el acto de toma de posesión de su equipo en el Ministerio a adelantado algunas de sus opciones para paliar los problemas de la Justicia y entre éstas se encuentra eliminar la inhabilitación del mes de agosto, porque según el Ministro deben "modificarse costumbres que no son compatibles con una cultura competitiva", como es la inhabilitación procesal del mes de agosto "que tenía sentido por razones históricas" y que es algo que hay que revisar para avanzar en la agilización de los procesos.

Señor Ministro, desde mi humilde opinión de Procurador de los Tribunales de un despacho unipersonal de la provincia de Albacete, no se puede castigar, ni trasladar a los profesionales, Abogados y Procuradores, los problemas de lentitud de la Administración de Justicia y querer con esta medida solucionar todos éstos.

Los Procuradores de los Tribunales asumimos todos los días hábiles todas, TODAS, las notificaciones remitidas por los Juzgados; ya sean en papel, por Lexnet o sistema similar en Comunidades Autónomas con competencias transferidas. Si no asumimos más notificaciones es porque los Juzgados, simplemente, no las remiten. Y nosotros, junto con nuestros compañeros Abogados cumplimos todos, TODOS, los plazos procesales. Es la propia Administración de Justicia (@justiciagob) la que no cumple con sus propios plazos a la hora de fijar señalamientos, dictar sentencias, resoluciones de recursos y proveer escritos.

Empecemos por solucionar estos problemas, dando más medios a los Juzgados; que no tiene por que ser igual a más dinero. De eso las familias españolas saben mucho; reformando las leyes procesales para evitar la eternización de los procedimientos; desburocratizando los asuntos, eliminando muchas notificaciones innecesarias. Y dejémonos de pruebas que a nada conducirían para la celeridad de los asuntos y como titulo este post nuestra salud y familiares se lo agradecerán.