Ir al contenido principal

Hasta las narices de un Lexnet incompetente

Los que me conocéis sabéis que me gusta todo este gran mudo de las TIC, tecnología, informática, aplicaciones y demás en su vertiente práctica y desde el punto de vista del usuario. Pero siempre y cuando cumpla su cometido para lo que se diseña y crea, que es hacernos la vida, tanto personal como profesional, más fácil.

Es insoportable la cantidad de errores que tiene Lexnet. Es sistema de notificaciones que se ideó para facilitar las notificaciones de las sedes Judiciales a los operadores jurídicos.

¿Cómo es posible que deje de estar operativo tantas veces?. En junio empezó a implantarse la versión 3.0 y da más errores que la anterior.

¿Porqué todos estos fallos?
-Será porque los desarrolladores de la aplicación no han valorado suficientemente el volumen de datos a tratar a diario.
-Les faltará equipos a servidores.
-Falta de médios presupuestarios, a pesar de estar destinados los depósitos de los recursos no estimados a la modernización de la Justicia.
-Falta de previsión, planificación o conocimientos.

Por falta de desarrollo tecnológico no es por que en Hacienda estamos todos y rara vez se cae el sistema.

Lexnet actualmente no transmite ninguna seguridad ni tranquilidad a los Procuradores. Estamos siempre pendientes de que funcione. Cuando deja de funcionar cruzamos los dedos primero para ver cuando podemos entrar y segundo que estén todas las notificaciones, no sea que venga el Juzgado con la tan recurrida frase de "pues yo te lo envié" sin entrar a comprobar si ha sido rechazada por el sistema.

Y eso sí, cuando funciona después de un parón tenemos que hacernos cargo, sin posibilidad de repudio, de todas las notificaciones pendientes que muchas veces corresponden a más de un día de trabajo de los Juzgados, con la carga añadida de controlar porcesalmente todas con seguimiento de plazos y señalamientos, tramitando en breve tiempo un volumen inusual de notificaciones con el trabajo añadido de recorrer los Juzgados para completar las incorrectas.

Todos estos problemas conlleva que con los actuales adelantos tecnológicos estemos trabajando en peores condiciones que cunado todo se tramitaba en papel. Ya que los sistemas informáticos incompetentes entorpecen, ralentizan y complican el trabajo añadiendo inseguridad jurídica y riesgos procesales.

Os recuerdo que sigue abierta en la web encuesta sobre Lexnet.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pequeño o gran despacho, David o Goliat

Hemos sido emprendedores, valientes, arriesgados, innovamos en lo que hacemos y una vez que hemos puesto en marcha nuestro proyecto de negocio, empresa o despacho nos planteamos: ¿Hasta dónde queremos llegar?. ¿Queremos ser un gran o pequeño despacho?. Centrándonos en las profesiones jurídicas, decir que cualquiera de las dos opciones son perfectamente satisfactorias, profesionalmente hablando. Todo dependerá de la ambición que tengamos a la hora de desarrollar nuestro despacho, de los sacrificios personales, familiares y temporales que estemos dispuestos a correr. Cada una de las posibilidades tiene sus pros y sus contras que modestamente voy a intentar analizar. Como procurador, colaboro tanto con grandes como con pequeños bufetes y despachos de abogados y procuradores. Los grandes bufetes o despachos, por lo general, tienen clientes de gran volumen de facturación y un status similar a ellos. Abarcan, gracias a su estructura organizativa un mayor territorio y cons

Con la fotocopiadora a cuestas

Dictado Auto por el Juzgado de 1ª Instancia Nº 1 de Madrid, de fecha 26 de mayo de 2008; por el que se determina que se permite al Procurador que saque fotocopias, de las que no se le ha dado traslado, siempre y cuando lleve al Juzgado una fotocopiadora portátil. Eso sí el Juzgado facilita el acceso a la red eléctrica en la misma sede del Juzgado. Ver Auto completo facilitado por el C.G.P.E.: http://www.cgpe.es/doc/boletin/boletin16/auto_b16.pdf