Ir al contenido principal

Depósitos por recurrir


La Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre, complementaria de la Ley de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina judicial, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial establece que para la interposición de recursos ordinarios y extraordinarios, la revisión y la rescisión de sentencia firme a instancia del rebelde, en los órdenes jurisdiccionales civil, social y contencioso-administrativo, precisarán de la constitución de un depósito a tal efecto. En el orden penal este depósito será exigible únicamente a la acusación popular. En el orden social y para el ejercicio de acciones para la efectividad de los derechos laborales en los procedimientos concursales, el depósito será exigible únicamente a quienes no tengan la condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social.

Al notificarse la resolución a las partes, se indicará la necesidad de constitución de depósito para recurrir, así como la forma de efectuarlo.
La admisión del recurso precisará que, al interponerse el mismo si se trata de resoluciones interlocutorias, a la presentación del recurso de queja, al presentar la demanda de rescisión de sentencia firme en la rebeldía y revisión, o al anunciarse o prepararse el mismo en los demás casos, se haya consignado en la oportuna entidad de crédito y en la "Cuenta de Depósitos y Consignaciones" abierta a nombre del Juzgado o del Tribunal, la cantidad objeto de depósito, lo que deberá ser acreditado. El Secretario verificará la constitución del depósito y dejará constancia de ello en los autos.
No se admitirá a trámite ningún recurso cuyo depósito no esté constituido.
Si el recurrente hubiera incurrido en defecto, omisión o error en la constitución del depósito, se concederá a la parte el plazo de dos días para la subsanación del defecto, con aportación en su caso de documentación acreditativa.
De no efectuarlo, se dictará auto que ponga fin al trámite del recurso, o que inadmita la demanda, quedando firme la resolución impugnada.




A continuación se acompaña un cuadro con la cuantía del depósito a constituir, código y nombre del depósito a incluir en el apartado observaciones al efectuar la consignación:


CODIGO NOMBRE DEL RECURSO IMPORTE
00 Civil-Reposición 25 €
01 Civil-Revisión de resoluciones Secretario Judicial 25 €
02 Civil-Apelación 50 €
03 Civil-Queja 30 €
04 Civil-Extraordinario por infracción procesal 50 €
05 Civil-Rescisión de sentencia firme a instancia de rebelde 50 €
06 Civil-Casación 50 €
07 Civil-Revisión Sentencia Firme 300 €
10 Penal-Reforma / Súplica 25 €
11 Penal-Revisión de resoluciones Secretario Judicial 25 €
12 Penal-Apelación 50 €
13 Penal-Queja 30 €
14 Penal-Casación 50 €
15 Penal-Revisión de sentencia firme 50 €
20 Contencioso-Reposición -Súplica 25 €
21 Contencioso-Revisión de resoluciones Secretario Judicial 25 €
22 Contencioso-Apelación 50 €
23 Contencioso-Queja 30 €
24 Contencioso-Casación 50 €
25 Contencioso-Revisión de sentencia firme 50 €
30 Social-Reposición / Súplica 25 €
31 Social-Revisión de resoluciones Secretario Judicial 25 €
32 Social-Queja 30 €
33 Social-Revisión de sentencia firme 50 €
34 Social-Suplicación 150,25 €
35 Social-Casación 300,51 €

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pequeño o gran despacho, David o Goliat

Hemos sido emprendedores, valientes, arriesgados, innovamos en lo que hacemos y una vez que hemos puesto en marcha nuestro proyecto de negocio, empresa o despacho nos planteamos:
¿Hasta dónde queremos llegar?. ¿Queremos ser un gran o pequeño despacho?.
Centrándonos en las profesiones jurídicas, decir que cualquiera de las dos opciones son perfectamente satisfactorias, profesionalmente hablando. Todo dependerá de la ambición que tengamos a la hora de desarrollar nuestro despacho, de los sacrificios personales, familiares y temporales que estemos dispuestos a correr.
Cada una de las posibilidades tiene sus pros y sus contras que modestamente voy a intentar analizar. Como procurador, colaboro tanto con grandes como con pequeños bufetes y despachos de abogados y procuradores.
Los grandes bufetes o despachos, por lo general, tienen clientes de gran volumen de facturación y un status similar a ellos. Abarcan, gracias a su estructura organizativa un mayor territorio y consiguen un mayor volu…

Con confianza pero, guarda las formas

En la relación entre Juzgado y Procurador es conveniente y aconsejable una cierta confianza y con el trato y el tiempo se consigue un grado de amistad o relación cordial entre el personal del Juzgado y el Procurador, fruto de la relación diaria entre ellos.

A las buenas o a las malas tenemos que colaborar para sacar el procedimiento judicial adelante.

Con la masificación de la Justicia y la pérdida de la territorialidad parte de esa cordialidad se ha difuminado y hemos pasado a una relación de "somos números para ellos".

Aunque como veréis aún se mantiene el trato entre nosotros pero, eso no nos tiene que hacer perder las formas a la hora de notificar. ;-))