Ir al contenido principal

Modificación de la Ley Concursal


El Real Decreto-ley 3/2009, de 27 de marzo, de medidas urgentes en materia tributaria, financiera y concursal ante la evolución de la situación económica; Publicado en BOE de 31 de marzo de 2009; aborda entre otras medidas para activar o proteger la economía del país, una reforma de la ley concursal.

Encaminada a garantizar un procedimiento concursal más ágil y eficiente y menos costoso. El objetivo de la reforma es fomentar la continuidad de la actividad de la empresa. Se busca facilitar que el mayor número posible de empresas con dificultades transitorias, pero con un proyecto de futuro, puedan superarlas e, incluso, puedan evitar el concurso. La reforma se efectúa en tres planos principales.



  1. Con medidas orientadas a la agilización del procedimiento: se introducen modificaciones que reducen el coste del concurso (gratuidad de su publicación en el BOE, registros telemáticos, revisión de la remuneración de los administradores) y se amplían los casos que pueden tratarse por procedimiento abreviado (con la reforma, para los pasivos inferiores a 10 millones de euros, mientras que antes era para pasivos inferiores a 1 millón).

  2. Se pretende fomentar las operaciones refinanciación pre-concursal otorgándoles mayores garantías; pero no a todas las operaciones, sino sólo a aquellas que de forma efectiva ayuden a la empresa: presentando un plan de viabilidad, con un informe independiente, que cuenten con un apoyo de 3/5 de los acreedores y que se formalicen en escritura pública.

  3. Se refuerzan los incentivos para evitar la liquidación de la empresa facilitando el consenso mediante acuerdos anticipados con los principales acreedores. La reforma se completa con mejoras en la situación de los trabajadores y la protección del crédito público en los procedimientos concursales.

Con estas medidas los beneficiarios son en primer lugar, las empresas que presentan dificultades transitorias pero que cuentan con proyectos de futuro para dar continuidad a su actividad. En segundo lugar, los trabajadores de las mismas. Finalmente, en la medida en que se persigue la continuidad de la empresa, se mejora también la situación de los acreedores de la empresa.


Fuente: http://plane.mjusticia.es/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pequeño o gran despacho, David o Goliat

Hemos sido emprendedores, valientes, arriesgados, innovamos en lo que hacemos y una vez que hemos puesto en marcha nuestro proyecto de negocio, empresa o despacho nos planteamos:
¿Hasta dónde queremos llegar?. ¿Queremos ser un gran o pequeño despacho?.
Centrándonos en las profesiones jurídicas, decir que cualquiera de las dos opciones son perfectamente satisfactorias, profesionalmente hablando. Todo dependerá de la ambición que tengamos a la hora de desarrollar nuestro despacho, de los sacrificios personales, familiares y temporales que estemos dispuestos a correr.
Cada una de las posibilidades tiene sus pros y sus contras que modestamente voy a intentar analizar. Como procurador, colaboro tanto con grandes como con pequeños bufetes y despachos de abogados y procuradores.
Los grandes bufetes o despachos, por lo general, tienen clientes de gran volumen de facturación y un status similar a ellos. Abarcan, gracias a su estructura organizativa un mayor territorio y consiguen un mayor volu…

Con la fotocopiadora a cuestas

Dictado Auto por el Juzgado de 1ª Instancia Nº 1 de Madrid, de fecha 26 de mayo de 2008; por el que se determina que se permite al Procurador que saque fotocopias, de las que no se le ha dado traslado, siempre y cuando lleve al Juzgado una fotocopiadora portátil. Eso sí el Juzgado facilita el acceso a la red eléctrica en la misma sede del Juzgado.

Ver Auto completo facilitado por el C.G.P.E.: http://www.cgpe.es/doc/boletin/boletin16/auto_b16.pdf