Ir al contenido principal

Firma Digital e Internet Explorer



Es posible que a la hora de solicitar, descargar o renovar el Certificado de Usuario de la RCM-FNMT surjan problemas y nos de error por que Internet Explorer no permita la descarga de los archivos o aplicaciones necesarias para llevar acabo nuestra solicitud. Por lo que tendremos que bajar el nivel de seguridad del explorador de Internet.

Para ello abriremos una página web, cualquiera, y en la barra superior pincharemos en: "Herramientas", a continuación en "Opciones de Internet", la pestaña "Seguridad", en el botón "Nivel personalizado", bajaremos por la pantalla que nos aparece hasta llegar a la configuración "Inicializar y generar scripts de los controles ActiveX no marcados como seguros para scripts" y seleccionaremos "Habilitar (no seguro)" a continuación al botón "Aceptar". Le diremos "" cuando nos pregunte si estamos seguros de cambiar la configuración de esta zona y otra vez a "Aceptar". Nos saldrá un cuadrado de advertencia de que hemos cambiado el nivel de seguridad, le daremos a "Cerrar" y a continuación cerramos la página web, nos salimos de Internet para que se guarden los cambios efectuados. Pinchamos con el botón derecho del ratón encima del icono de Internet Explorer y le damos a "Ejecutar como administrador". se nos abrirá Internet y volveremos a efectuar nuestra solicitud.

Después podremos restaurar el nivel de seguridad que teníamos, para ello bastará con picar en la barra de advertencia amarilla y seleccionar "Ajustar la configuración automáticamente".

A la hora de solicitar la renovación del Certificado de Usuario es posible que haya que rebajar todavía más el nivel de seguridad de Internet Explorer. Para ello desde el paso "Nivel personalizado" explicado arriba habilitaremos todas las configuraciones en las que figuren scripts y controles ActiveX, damos a "Aceptar" y seguimos dando los mismos pasos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pequeño o gran despacho, David o Goliat

Hemos sido emprendedores, valientes, arriesgados, innovamos en lo que hacemos y una vez que hemos puesto en marcha nuestro proyecto de negocio, empresa o despacho nos planteamos:
¿Hasta dónde queremos llegar?. ¿Queremos ser un gran o pequeño despacho?.
Centrándonos en las profesiones jurídicas, decir que cualquiera de las dos opciones son perfectamente satisfactorias, profesionalmente hablando. Todo dependerá de la ambición que tengamos a la hora de desarrollar nuestro despacho, de los sacrificios personales, familiares y temporales que estemos dispuestos a correr.
Cada una de las posibilidades tiene sus pros y sus contras que modestamente voy a intentar analizar. Como procurador, colaboro tanto con grandes como con pequeños bufetes y despachos de abogados y procuradores.
Los grandes bufetes o despachos, por lo general, tienen clientes de gran volumen de facturación y un status similar a ellos. Abarcan, gracias a su estructura organizativa un mayor territorio y consiguen un mayor volu…

Con la fotocopiadora a cuestas

Dictado Auto por el Juzgado de 1ª Instancia Nº 1 de Madrid, de fecha 26 de mayo de 2008; por el que se determina que se permite al Procurador que saque fotocopias, de las que no se le ha dado traslado, siempre y cuando lleve al Juzgado una fotocopiadora portátil. Eso sí el Juzgado facilita el acceso a la red eléctrica en la misma sede del Juzgado.

Ver Auto completo facilitado por el C.G.P.E.: http://www.cgpe.es/doc/boletin/boletin16/auto_b16.pdf